Cuando tenemos dolor, nuestra calidad de vida se vé muy afectada. No somos capaces de desconectar de él y no podemos ser nosotros mismos, ni en nuestro trabajo ni en nuestra vida personal y familiar. Y es entonces cuando nos damos cuenta de lo bien que se está cuando se está bien…

Así que el dolor es la principal causa de consultas en el mostrador de la farmacia. Da igual que te duela la cabeza o el dedo gordo del pie, lo que quieres es solucionarlo y hacer vida normal,¿verdad?.

Creo que no hay por qué pasar dolor sin necesidad, pero también es importante utilizar los analgésicos «con sentidiño», es decir, la menor dosis eficaz y el analgésico menos potente posible.

Los analgésicos, sobre todo los AINES, tienen un «techo terapéutico», a partir del cual, por mucho que aumentemos la dosis, no conseguiremos más efecto, en cambio sí que aumentaremos los efectos adversos del medicamento, así que cuidado, no seais merluzos.

Por todo esto, me parece útil enseñaros la «escala analgésica de la OMS», que aunque es antiquísima (1982) y ha sufrido muchas modificaciones, sirve como referencia para darnos cuenta de que no debemos»matar moscas a cañonazos», sino subir escalón a escalón en función de la intensidad del dolor, o cuando un analgésico ya no sea efectivo.

 

Escala analgésica de la OMS:

 

1- Primer escalón, para dolor leve: ANALGÉSICOS NO OPIOIDES: Analgésicos antitérmicos y AINES.

2- Segundo escalón, para dolor moderado: ANALGÉSICOS OPIOIDES DÉBILES (tramadol, codeína…).Se pueden combinar con analgésicos del primer escalón , para potenciar su acción. es muy frecuente la asociación «paracetamol/codeína» o «paracetamol/tramadol».

3- Tercer escalón, para dolor severo: ANALGÉSICOS OPIOIDES POTENTES (morfina, fentanilo, oxicodona).También se combinan con analgésicos del primer escalón, para potenciar su acción, evitando así aumentar las dosis, ya que los opioides potentes tienen bastantes efectos secundarios.

 

 

En todos los escalones se pueden añadir «COADYUVANTES«, medicamentos cuya función principal no es la analgésica, pero que aumentan la acción de los analgésicos y son muy eficaces en determinados tipos de dolor. Se utilizan sobre todo para dolores neuropáticos ( neuropatía diabética, neuralgia postherpética y del trigémino) y crónicos (fibromialgia, artrosis, artritis…). Los más utilizados son los corticoides, antidepresivos, antiepilépticos y anestésicos.

 

 

Analgésicos más frecuentes:

Os quiero hablar de los analgésicos más utilizados y las principales diferencias entre ellos. Y es que es una consulta diaria: ¿ibuprofeno o paracetamol? ¿qué es mejor?

Pues no hay mejor ni peor, son diferentes.

 

Paracetamol:

 

Analgésico antitérmico: para dolor y fiebre.

No tiene acción antiinflamatoria.

Sirve para dolores leves y sobre todo para tratar la fiebre es el más seguro.

Se combina con cafeína para potenciar su acción y forma parte de la composición de muchos antigripales, para tratar el malestar general, los dolores musculares y las posibles décimas de fiebre.

Ventajas:

  • No hace daño al estómago.
  • Se puede utilizar en embarazo y lactancia.
  • Se puede utilizar con hipertensión, diabetes.

Efectos secundarios:

El más importante es la hepatotoxicidad, que se potencia con el consumo de alcohol.

Dosis:

-En adultos 500mg, 650 mg o 1g cada 8 horas, en función de la intensidad del dolor o la fiebre.

Máximo 4 gramos al día.

Teneis paracetamol en todas las formas farmacéuticas: comprimidos, sobres, solución oral para beber directamente, supositorios, comprimidos bucodispersables…

-Para niños un poco mayores es muy práctico el apiretal bucodispersable: se deshace en la boca y no tienen problema para tragar, y es muy fácil de llevar a cualquier sitio. Pueden tomar un máximo de 4 comprimidos al día:

  • Peso entre 14-19 kg, un comprimido de 250 mg/6 hs.
  • Peso  entre 20- 26 kg, un comprimido de 325 mg/6 hs.
  • A partir de 27 kg ya pueden tomar 500 mg/ 6-8 hs.

Siempre es más exacto multiplicar el peso del niño por 60 y tendremos los mg que le podemos dar en un día, repartidos en 3-4 tomas (cada 6-8 horas)

Tenéis también Gelocatil granulado pediátrico de 250mg y de 325 mg, que se toma directamente y está bastante rico (yo ya lo he probado…)

-En niños pequeños en función del peso: Máximo 60 mg por kg de peso al día, repartidos en 3 o 4 tomas. Para hacer un cálculo rápido, si divides el peso del niño entre 10, te sale la cantidad de paracetamol que le puedes dar cada 4 horas, si divides el peso entre 15 tendrás la dosis  de paracetamol cada 6-8 horas.

En el cuadro teneís las dosis pediátricas:

 

 

Por lo tanto para dolor y fiebre, el paracetamol es una opción bastante segura.

 

Nolotil:

 

Analgésico y antipirético: para dolor y fiebre.

Como ya os dije en un post dedicado a él, se utiliza sobre todo en dolor postoperatorio, post-traumático,cólico o tumoral.Dolor agudo.

También para fiebre que no remite con otros antipiréticos.

Tiene un efecto analgésico más fuerte que el paracetamol.

No tiene actividad antiinflamatoria, por eso tampoco tiene efectos adversos gastrointestinales.

Se debe utilizar un máximo de 7 días y siempre con receta médica.

Revisa el post si quieres saber más.

 

Ibuprofeno:

 

Analgésico, antipirético y antiinflamatorio. para dolor, fiebre e inflamación.

Siempre que tengamos dolor que curse con inflamación, va a ser mucho más eficaz que los anteriores: dolor de cabeza, articular, menstrual, muelas, garganta…

 Efectos secundarios:

En general los AINES hacen daño al estómago ( tomar siempre después de las comidas), suben la tensión arterial (tomar el menor tiempo posible) y también deben tener precaución los diabéticos, asmáticos. No tomar en el tercer trimestre del embarazo, en insuficiencia renal y cardiaca, o si tienes una úlcera de estómago.Favorece la hemorragia, así que tampoco se recomienda cuando se están tomando anticoagulantes o antiagregantes plaquetarios.

Dosis:

Esto es muy importante. Siempre os digo que no hay que «matar moscas a cañonazos» y aquí tenéis otro claro ejemplo.

En principio deberíamos tomar 400 mg cada 8 horas. Nos estamos acostumbrando a la dosis de 600 mg cada 8 hs, pero una dosis diaria de más de 1200 mg aumenta las reacciones adversas y sin embargo no suele ser necesaria.

Lógicamente la dosis irá en función del grado de dolor, pero el ibuprofeno con arginina, tiene un efecto más rápido. Todos conocemos el » Espidifen 600″, que a pesar de saber a rayos, se utiliza mucho por la rapidez de su efecto. Pues os diré que teneis  «Espididol 400», también con arginina, pero es ibuprofeno de 400, así que el efecto al ser más rápido equivale a un ibuprofeno de 600 y es más seguro. Además es en comprimidos…más cómodo de tomar, ¿no os parece?.

Las dosis pediátricas las tenéis en el cuadro. En menores de 12 años se recomiendan 20-30 mg por kg de peso repartido en 3 tomas.

Para un cálculo rápido, el peso del niño dividido entre 4 , es la cantidad que hay que darles cada 6 hs  y el peso dividido entre 3 es la dosis cada 8 hs. (del ibuprofeno de 20 mg / ml, por ejemplo el «Dalsy naranja»).

Aquí os dejo un cuadro, para que veais las principales diferencias entre paracetamol e ibuprofeno y las dosis diarias máximas en adultos.

 

Naproxeno:

 

También es un AINE, pero más potente que el ibuprofeno.

Por lo tanto, es analgésico, antipirético y antiinflamatorio (para dolor, fiebre e inflamación).

Para no repetirme os diré que los usos son similares. A mí me gusta mucho este medicamento para dolores de cabeza, crisis de migraña, menstruación, dentales. Para artritis, artrosis, ataques de gota, va estupendamente por su poder antiinflamatorio.

Personalmente es un medicamento que utilizo bastante. Mi padre, que era dentista, lo recetaba mucho para el dolor e inflamación en la boca, y la verdad es que es «mano de santo».

Los efectos secundarios son muy similares a los del ibuprofeno.

Dosis:

MUY IMPORTANTE, 550 mg (un comprimido) CADA 12 HORAS, es decir, mañana y noche. Siempre con el estómago lleno.

Hay distintas pautas dependiendo del tipo y la intensidad del dolor. Por ejemplo en crisis de gota o migraña se toma un comprimido y medio como dosis inicial, haciendo después un mantenimiento. La dosis máxima es de 2,5 comprimidos al día.

Hay medicamentos con Naproxeno sódico, cuyo efecto es más rápido ( parecido a lo de la arginina del ibuprofeno), yo desde luego no me planteo tomarlo de otra forma. Soy muy fan del «Antalgin».

 

Dexketoprofeno:

 

Quizás alguna vez os han recetado » Enantyum», un antiinflamatorio que cada vez se utiliza más, en lugar del «Voltarén» , que hasta hace unos años era el antiinflamatorio estrella.

Se utiliza sobre todo en el dolor postoperatorio, musculoesquelético (Lumbalgia, traumatismo), dolor de regla, de muelas.

Dosis:

Se comercializa en dosis de 12,5 mg para tomar cada 4-6 hs, o de 25 mg para tomar cada 8 hs.

El efecto es rápido, por lo que también se está utilizando mucho en hospitales su forma inyectable para el dolor postoperatorio.

No se debe utilizar en niños, ya que no hay suficientes estudios.

Efectos secundarios:

Los más importantes son los de todos los AINES, los gastrointestinales y cardiovasculares.

Se debe utilizar bajo prescripción médica. Son muchos los que vienen a la farmacia pidiendo Enantyum para un dolor de cabeza y no está indicado para eso…sentidiño por favor…

 

Voltarén:

 

Es también un AINE, que ya os digo que antes se utilizaba más que el Enantyum, cuyos usos son práticamente los mismos: dolor postraumático (por un golpe, una caída), artrosis, gota, lumbago, ciática…

Se utiliza menos porque es probablemente el que más daño hace al estómago y el que presenta mayor riesgo cardiovascular.

 

Tolerancia psicológica al dolor:

 

Todos tenemos un «umbral del dolor», que es la capacidad que tenemos cada uno de soportar la sensación de dolor. Decimos que alguien tiene el umbral del dolor alto, cuando tiene mayor capacidad para soportar el dolor que otra persona, que tiene el umbral más bajo.

Dependiendo del contexto, las circunstancias, el estado físico y psicológico, la edad, el sexo, tendremos una tolerancia distinta a dolor.

De ahí que en personas con un alto grado de sugestión funione el «efecto placebo», que no es más que un cambio en  la percepción del dolor de esa persona al pensar que está tomando algo que le curará.

Las terapias cognitivo-conductuales y el apoyo psicológico y social también contribuyen a mejorar la calidad de vida de personas con dolor.

Yo creo que el ser optimista, hacer ejercicio, hacer cosas que te gustan, bailar, estar con gente, hace que nuestro estado de ánimo sea mejor porque segregamos endorfinas. El dolor no se va a curar con esto, pero yo estoy convencida de que ayuda. En cambio quejarnos y compadecernos de nosotros mismos todo lo contrario…

 

Resumiendo:

 

Siempre os pido «sentidiño», sentido común a la hora de utilizar los medicamentos. Quiero recordaros a modo de resumen algunas cosas importantes:

-Para fiebre, Paracetamol, si no remite tendrás que alternarlo con Ibuprofeno.

-Para un simple dolor de cabeza, lo mejor es que tomes un Paracetamol o un  Ibuprofeno de 400 mg.

-Para un dolor más fuerte de cabeza, muelas, regla…puedes  tomar Ibuprofeno de 600 o Naproxeno.

-Después de una operación o un accidente te recetarán Paracetamol o Nolotil, quizás alternándolo con Enantyum o Voltarén.

-Nunca tomes 2 AINES juntos: aumentarás su toxicidad.

-Los AINES tómalos siempre después de comer.

-Las formas tópicas de los AINES (las cremas, geles, roll-on..) son una ayuda, siempre es más eficaz la vía oral, para una tortícolis, torcedura, dolor de espalda, cervicales, esguinces…pero hay que usar una protección solar adecuada, ya que son fotosensibilizantes.

-Tómalos siempre la mínima dosis eficaz y el menor tiempo posible.