¿Qué es el pH?

 

El pH es un parámetro químico que indica la acidez o alcalinidad de una determinada solución. Se mide en una escala de 1 a 14.

-El pH=7 es neutro.

-El pH superior a 7 es básico o alcalino.

-El pH inferior a 7 es ácido.

 

¿Qué es el pH fisiológico?

 

Es el pH normal en una determinada zona del cuerpo. Esto es muy importante, para que los productos que utilicemos respeten ese pH concreto, ya que si se altera aparecen enfermedades.

 

pH de la piel:

Habréis oído hablar tropecientas veces del pH fisiológico de la piel, o lo habréis leído en geles de ducha o hidratantes corporales: «pH fisiológico».

La piel tiene un pH ácido, normalmente de 5,5. Suele estar entre 4,5 y 5,9. (En bebés, niños y ancianos suele ser un poco más alto, por eso es importante utilizar productos específicos para ellos).

En el llamado «manto ácido» que recubre nuestra piel, vive una microbiota específica, que tiene una función protectora. Si el pH se altera, esa función defensora no funcionará bien y proliferarán micoorganismos patógenos, causando infecciones.

De ahí la importancia de limpiarnos con productos de un pH adecuado, que respeten el pH fisiológico de 5,5.

si nos lavamos con excesivos jabones, la piel se vuelve más alcalina, la notamos más seca e irritada y es más fácil el crecimiento bacteriano.

 

pH del rostro:

  • La cara de una piel normal tiene un pH de 5,2-5,5.
  • La cara de una piel grasa tiene un pH de 4,9-5.
  • La cara de una piel seca tiene un pH de 5,7-5,9.

 

pH de los ojos:

6,5-7,5. Esta es una razón de peso para utilizar productos específicos para el contorno de ojos, ¿no?

 

pH del estómago:

Creo que es otro ejemplo claro de la importancia que tiene el pH en nuestra salud.

¿Quién no ha oído hablar o ha sufrido alguna vez «acidez de estómago»?

En realidad el estómago está ácido siempre… y gracias a eso se descomponen los alimentos al llegar a él. Su pH normal es de 1,4. Pero un exceso de ácido acaba perforando el estómago y provocando una úlcera. O sin llegar a tanto, podemos notar como los ácidos del estómago suben por nuestro esófago y llegan a nuestra boca y es lo que llamamos «acidez», «ardor de estómago». Lo tratamos con antiácidos o tomamos bicarbonato, que aumenta el pH y así resuelve el problema.

 

pH de la boca:

Es neutro.

La saliva tiene una función importantísima en el mantenimiento del pH fisiológico de nuestra boca.

Por eso cuando, por diversas causas, tenemos la boca seca, los ácidos se acumulan y se forma más placa bacteriana y tenemos enfermedades periodontales y caries. Por esto, la sequedad de boca debemos tratarla siempre, no sólo por lo desagradable que resulta, sino por nuestra salud bucodental. Tienes en la farmacia mil productos muy eficaces, pregúntanos.

 

pH vaginal:

Es otro ejemplo clarísimo de lo importante que es la utilización de productos de higiene específicos para esta zona y adecuados según la edad. Los cambios hormonales causan importantes variaciones de pH.

  • pH vaginal de una mujer en edad fértil: ácido 4-5
  • pH vaginal en niñas y menopausia aumenta: 6,5-7

Así, a partir de ahora cuando veas jabones íntimos de distintos pH ya entenderás el porqué. Me gustan mucho los de Cumlaude, tienes uno específico para cada situación.

 

Te explico tres casos en los que el pH juega un papel protagonista…

 

1-pH en candidiasis:

 

Y sobre la marcha se me ocurre un ejemplo que os puede resultar bastante útil: cuando tenemos una infección por hongos, por ejemplo las candidiasis vaginales (producidas por una levadura llamada Candida), recomendamos utilizar un gel íntimo de pH más alto (7-8). Esto es precisamente para conseguir subir el pH vaginal, ya que la Candida crece con más facilidad en un pH ácido.

Muy similar es lo que ocurre en nuestra boca, cuando tenemos la boca seca es más frecuente que aparezcan candidiasis. Aunque lo ideal es prevenir esta sequedad, o cuando ya ha aparecido la candidiasis, tratarla (la nistatina es lo más eficaz), a lo mejor habéis oído el típico remedio casero de hacer enjuagues con bicarbonato: pues el motivo por el que funciona es que aumenta el pH y los hongos dejan de crecer…

 

2-pH en geles de ducha:

 

Habrás oído o leído muchas veces eso de «jabón sin jabón» y te habrá parecido un sinsentido total. Pues otra vez es cuestión de pH, te lo explico muy brevemente:

Lo que llamamos  «jabones» tienen en su composición distintos ácidos grasos naturales (ácidos) y distintos ácalis ( de ph alcalino) que dan como resultado productos con  un ph demasiado alto (alcalino) por lo que agreden nuestra piel, la irritan.

En cambio los «jabones sin jabón» o «syndets» (significa sintéticos, que no son naturales) tienen un pH más ácido y respetan el pH fisiológico de nuestra piel.

Este tema de los jabones me daría para otro post, pero lo que quiero que sepas es que la mayoría de los geles ya son syndets y a veces el que lo ponga o no la etiqueta puede ser sólo cuestión de marketing…Y si pone «pH neutro» para la piel, no se refiere a 7 sino a 5,5.

 

3-Tónicos faciales:

 

Aunque no se les suele dar mucha importancia, yo creo que es un paso de la limpieza que debemos hacer, ya que cuando limpiamos y desmaquillamos nuestro rostro, por muy suaves y adecuados que sean los productos, siempre lo atacamos un poco…y el tónico lo refresca, calma, hidrata y reestablece el pH, así que no es ninguna tontería…

Y podría seguir nombrando ejemplos de la importancia del pH y no acabaría nunca…

 

Creo que lo más importante para el día a día, o lo que pretendo con este post, es que valores la importancia de utilizar productos adecuados y específicos para respetar el pH fisiológico de cada zona de tu cuerpo y no cojas un gel o una crema al tun tun y te digas «vale pa tó». Porque siempre merece la pena prevenir y no es cuestión de gastar mucho dinero. Hay productos de una calidad estupenda con estudios serios detrás y con su uso evitarás problemas de piel, infecciones y enfermedades causadas por cambios de pH. Y sobre todo los niños, que de serie nos vienen con una piel envidiable, a veces por desconocimiento y por el uso continuado de productos poco adecuados, podemos agredir su piel y que desarrollen problemas dermatológicos importantes.

El pH es sinónimo de equilibrio y salud, así que ¡¡¡¡ ojo con alterarlo!!!!